Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península 5% DTO. a partir de 75€ con código CERO5

    • No hay productos en el carrito.
    • No hay productos en el carrito.
brindis fin de año

En apenas unos días entraremos en los años 20 de este siglo. Con el cuerpo que nos ha dejado la resaca de la COP25 celebrada en Madrid, ¿quién no se ve en la necesidad de emprender acciones personales? Si no tomamos nosotros el rumbo de nuestro futuro y del futuro de los que vengan después, ¿quién lo va a hacer?

Las COP siempre decepcionan porque invariablemente se quedan más cortas, ya no de lo necesario sino de lo imprescindible. No es fácil cuando la financiación viene precisamente de aquellos a los que más perjudican los actos valientes de descarbonización, desinversión y desaceleración de la economía de consumo. Esto daría para muchas páginas así que, de momento, centrémonos en nosotros, en cómo podemos tomar decisiones valientes.

Os propongo que aprovechéis esta oportunidad para diseñar un plan de acción personal y familiar para el nuevo año.

Los nuevos propósitos también pueden ser sostenibles

Podéis comenzar Observando, Valorando y Actuando para hacer vuestro Plan Personal de Sostenibilidad

  • Observar: Contemplar la realidad. ¿Qué está pasando en nuestra vida? ¿Qué quiero conseguir?
  • Valorar: Identificar en qué punto del camino estamos, cómo consumimos a nivel personal y cómo procesamos nuestros residuos. Valorar lo que hago: ¿Es bueno para mí? ¿Y para los demás? ¿Es bueno para el planeta? ¿Qué cosas podemos mejorar?
  • Actuar: Adquirir compromisos personales. Se trata de ser sinceros con nosotros mismos e identificar objetivamente nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades. Para algunos puede ser compostar en casa y que toda su ropa sea ecológica o de materiales recuperados, ¡y si además cabe en una maleta mejor! Para otros, en cambio, será comenzar a separar adecuadamente los residuos en casa,  incluso quitando la ventana de plástico de los sobres que le llegan al buzón. Cada uno está en su punto del camino y el peor paso hacia adelante es siempre el que no se da.

En marcha hacia la sostenibilidad

Ahora sí, ya ha llegado el momento de ponerse en marcha. ¿Pero hay que hacerlo todo de golpe, desde el primer día?

Una vez tengamos claras nuestras metas y nuestras motivaciones, hay que diseñar (como en cualquier empresa de éxito) un plan de actuación.

Fijemos una serie de etapas asequibles, planificadas y revisables para llegar paso a paso hasta la meta. ¡Celebrad cada logro! Es muy importante que toméis conciencia de vuestros progresos y os premiéis por ellos.

Ideas de compromisos para año nuevo

propósitos fin de año sostenibles

Si por ejemplo el compromiso es comprar a granel y no coger bolsas de plástico, lo primero será buscar lo que las va a sustituir (bolsas de tela, envases, botes…) y meterlo en el carro o en la bolsa de la compra

Si el objetivo es comprar en mercados o tiendas a granel, planificad un día concreto al mes para hacerlo, buscad a qué tiendas ir y apuntadlo en la agenda como cualquier cita importante. Es mejor cargar una o dos veces al mes productos no perecederos, locales y de calidad para disminuir la frecuencia de los desplazamientos y evitar las compras impulsivas.

Si os vais a pasar a los sólidos en el baño y en la cocina, identificad qué productos son los que tenéis, cuáles de esos usáis realmente, y anotad lo que necesitáis de verdad. Una vez dado ese paso, buscad las alternativas: champú sólido, jabón de Alepo, nueces de lavado, etc. Identificad los puntos de venta de estos productos y haceros con ellos para que cuando se acaben los que teníais,  los podáis reponer directamente en lugar de correr al súper a última hora a comprar una botella de champú o de lavavajillas.

Otra opción, si os apetece, podría ser probar a elaborar vosotros mismos vuestros productos de limpieza e higiene.

Objetivo decrecimiento

Consumir de una determinada forma sin producir residuos, potenciando la economía local y el comercio justo no es lo único que podemos hacer en nuestro camino hacia la sostenibilidad.

Algunas decisiones nos pueden acercar más de lo que pensamos a generar cambios sociales. Si queremos que nuestros activos financieros y nuestros suministros estén en manos acordes a nuestros ideales y actuamos conforme a ello, cada vez más empresas se sumarán al cambio.

  • Informaos sobre las actividades de vuestro banco, si financia directa o indirectamente acciones que van en contra de vuestra ética (como por ejemplo ejecuciones hipotecarias especulativas, tráfico de armas, petroleras, etc.) y si es el caso, cambiad a bancas éticas.
  • Identificad qué proveedores de electricidad, telefonía, ropa, bienes de consumo, alimentos, etc. dan opciones más sostenibles. Cuáles ofrecen energías limpias, garantizan una menor obsolescencia, ofrecen mayores posibilidades de reparación, respetan la salud y los derechos humanos de los trabajadores. Las empresas que cumplen con estos criterios no tienen peor servicio y los precios son, en la mayoría de los casos, similares.

Como veis, hay mucho que se puede hacer para promover el cambio que todos necesitamos. Haced vuestro propio plan. Revisadlo cada uno o dos meses, corregid, ampliad, pero ¡nunca abandonéis! Somos muchas personas las que estamos en este camino y afortunadamente contamos con nuestro apoyo mutuo.

fiesta fin de año zero waste

¡Adelante, y felices años 20!

Avatar for Irene Gonzalez

Irene Gonzalez

Soy Irene González. Bióloga, persona comprometida con nuestro mundo y bimadre timonel de una familia camino al Residuo Cero. Formo parte de Zero Waste España, del grupo de acción Boicot al plástico y de la Comisión Diocesana de Ecología Integral de la Archidiocesis de Madrid. Formadora en talleres de economía doméstica sostenible y de concienciación medioambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.