Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península 5% DTO. a partir de 75€ con código CERO5

Envíos en 24/48h – Gratis a partir de 50€

¿Hacerla o comprarla? 4 Recetas de cosmética DIY fáciles de hacer

¿Alguna vez te has parado a pensar en la cantidad de envases de productos de cosmética que tenemos en casa? Desde los dentífricos o colutorios, las cremas hidratantes y hasta los aerosoles de los desodorantes, en un baño pueden llegar a generarse demasiados residuos. Por ello no es de extrañar que en el movimiento Zero Waste cada vez haya más interesados en la cosmética DIY. Si a ti también te llama la atención, en el artículo de hoy te recopilo 4 recetas de cosmética DIY fáciles y seguras de hacer para que tú también puedas probarlas en casa.

Qué es el DIY

En primer lugar merece la pena aclarar qué es y qué significa el DIY. DIY son las siglas en inglés de Do It Yourself que, traducido al español, significa Hazlo tú mismo. Y, como su propio nombre indica, no es más que la práctica de fabricar, reparar, renovar o restaurar objetos por uno mismo. Uno de los principales beneficios del DIY es el ahorro de dinero, pero esta práctica puede aportarte muchos otros beneficios, como por ejemplo:

  • Reducir el estrés, al estar toda tu atención focalizada en realizar una tarea que habitualmente es manual.
  • Aumentar tu bienestar y motivación. Realizar cosas con nuestras manos y por nosotros mismos nos hace estar más contentos, felices y con más energía y motivación.
  • Mejorar la capacidad cognitiva, ya que al realizar una actividad manual con frecuencia aprendes cosas nuevas y mejoras su ejecución con el tiempo y la práctica.
  • Ahorrar tiempo. ¡Sí! aunque parezca contradictorio, hacer las cosas por uno mismo es mucho más rápido de lo que imaginas. Además, el tiempo dedicado es un tiempo bien invertido en tu bienestar.
  • Reducir basura. De ahí que esta actividad sea tan relevante en el movimiento Zero Waste.

Beneficios de la cosmética DIY

Si bien el DIY incluye desde hacer manualidades hasta restaurar muebles, en este artículo me quiero centrar en la cosmética DIY.

Cuando te inicias en el estilo de vida residuo cero suelen ocurrir dos cosas: empiezas a reparar en todo el plástico que nos rodea y le prestas más atención a los ingredientes de la cosmética y los productos que a diario entran en contacto con nuestro cuerpo.

Haciendo tus recetas de cosmética DIY podrás controlar qué ingredientes utilizas, ahorrarás dinero, podrás preparar la cantidad que necesites y evitarás que miles de residuos acaben en un vertedero o contaminando el planeta.

Mis 4 recetas de cosmética DIY favoritas

  1. Exfoliante casero

Si buscas un momento spa en la ducha y quieres exfoliar tu piel sin utilizar productos envasados en plástico ni que contengan microplásticos, utilizar las restos de posos de tu café es una alternativa natural y efectiva. Puedes aplicarlos tal cual en la ducha, o mezclarlos con aceite de oliva virgen extra para que, además de exfoliar, te hidrate en profundidad. Sentirás tu piel suave, renovada e hidratada. Y recuerda que también les puedes dar muchos otros usos a los posos del café.

Si el DIY no es lo tuyo… 

  1. Dentífrico DIY

Para evitar los típicos tubos de pasta de dientes, muy difíciles de reciclar y muy contaminantes, y para no exponer tu cuerpo a las sustancias potencialmente dañinas que incluyen los dentífricos convencionales, hacer tu propia pasta de dientes casera es la mejor opción. Con unos simples ingredientes, muy fáciles de encontrar, tendrás tu pasta de dientes casera lista en 5 minutos. ¿Qué necesitas?

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Como el bicarbonato de sodio es algo abrasivo, si lo prefieres puedes sustituirlo por arcilla blanca (también llamada caolín), un pulidor natural rico en minerales, poco agresivo y alcalina.
  • 3 cucharadas de aceite de coco. Puedes utilizar cualquiera de nuestros oil pullings que ya incluyen aceites esenciales.
  • 10-15 gotas de aceite esencial de eucalipto, menta o árbol del té. En realidad puedes añadir tu aceite esencial favorito, siempre que sean aptos para consumo.
  • Opcional: stevia blanca en polvo para contrarrestar la salinidad del bicarbonato.
  • Frasco de cristal pequeño para guardar la mezcla.

Mezcla todos los ingredientes y guarda la pasta en un frasco. Si el aceite de coco está muy sólido puedes ponerlo unos segundos en el microondas. Luego únicamente tienes que colocar un poco de la mezcla en tu cepillo de dientes de bambú y ¡a cepillar!

Si el DIY no es lo tuyo…

  1. Hidratante casero

Para hidratar la piel no necesitamos demasiados productos. De hecho, hidratar tu piel de forma natural es muy sencillo con aceites vegetales muchos de los cuales ya tendrás en casa. El aceite de oliva o el aceite de coco son aceites muy hidratantes aptos para todas las pieles. Otros aceites vegetales muy efectivos son el aceite de argán, el de jojoba o el de rosa mosqueta. Combínalos con aceites esenciales como el de ylang-ylang para obtener una mezcla con un olor delicioso. 

Y si lo que buscas es preparar tu propia receta de crema hidratante DIY, sigue mi receta hecha solo con ingredientes naturales como mantecas y aceites súper hidratantes.

Si el DIY no es lo tuyo…

  1. Desodorante

Hay muchos remedios caseros que permiten eliminar las bacterias que causan el mal olor de las axilas. Pero todos los remedios caseros son desodorantes, es decir, eliminan el mal olor, pero no evitan que sudes. De hecho, sudar es necesario y saludable, así que mejor evita los productos antitranspirantes convencionales.

Por ejemplo, poner unas gotas de aceite esencial de árbol del té o unas gotas de zumo de limón pueden ser una solución rápida y fácil para eliminar el mal olor. Pero si lo que quieres es preparar una receta algo más elaborada, sigue estas instrucciones:

  • 1/2 cucharada de bicarbonato
  • 1 cucharada de almidón de maíz (o fécula de maíz)
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 15 gotas de aceite esencial de árbol del té, eucalipto, lavanda o incluso de limón. También puedes combinarlos.

Mezcla todos los ingredientes y guárdalos en un frasco de cristal. Usa muy poca cantidad de desodorante para que se absorba bien en la piel y no manche la ropa.

Si el DIY no es lo tuyo…

Si aún no te animas a preparar tu propio desodorante casero, entonces te recomendamos que pruebes cualquiera de nuestros desodorantes de la marca Kutis. Estos desodorantes están envasados en cartón y son muy efectivos: ¡no es de extrañar que sea uno de los productos más vendidos de la tienda!

¿Qué otras recetas de cosmética DIY soléis preparar?

Avatar de Cintia Guich

Cintia Guich

Zero Waste Blogger, viajera empedernida y amante de los gatos, creadora del blog Mundo Sin Residuos

Comentarios (2)

  1. Avatar de
    • Carmen

    • 2 mayo, 2021 en 16:39 pm

    Hola, compre hace unos dias escamas de jabon de marsella y me parece una tomadura de pelo, ya que el olor a petroleo que se huele no tiene nada que ver con ese jabon. Quien lo haga, habra que ver que jabones usa, ya que no firma nadie ese paquete. Como primera vez que compro por internet, me habeis quitado las ganas de seguir probando.

    1. Avatar de
      • Cero Residuo

      • 13 mayo, 2021 en 18:20 pm

      Hola Carmen, el jabón de marsella en escamas que recibiste es auténtico jabón de marsella de la marca Fer à Cheval https://www.savon-de-marseille.com/, una de las 4 marcas que venden jabón de marsella certificado. El jabón de marsella de Fer à Cheval está hecho a partir de ingredientes naturales, sin aditivos químicos, conservantes, colorantes, perfumes o grasas animales. Debido a su pureza tiene un olor peculiar en seco que al usarse deja un olor mucho más neutro.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.