DESCUENTO DEL 10% EN TODA LA WEB Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península

    • No hay productos en el carrito.

DESCUENTO DEL 10% EN TODA LA WEBEnvíos en 24/48h – Gratis a partir de 50€

    • No hay productos en el carrito.
Portada desatascador casero natural con bicarbonato y vinagre

El atasco del fregadero de la cocina es, en muchos hogares, el pan de cada día. Los desperdicios de comida que se cuelan por el desagüe se encargan de ocasionar atascos que, en muchas ocasiones, derivan en auténticos quebraderos de cabeza. Bastante habitual es también que se obstruya el desagüe de la ducha, sobre todo por la caída del cabello o por restos de jabón. ¿Cuántas veces no habrás tenido que ponerte manos a la obra para solucionar estos inconvenientes? Para un problema tan frecuente, quiero ofrecerte una solución casera: un desatascador natural con bicarbonato de sodio y vinagre.

Por lo general, ante un desagüe atascado recurrimos a productos con altos niveles de toxicidad. Uno de ellos es la sosa cáustica, una sustancia que enseguida parece resolver el problema, pero acarrea muchas desventajas si la usamos para esta función. Diferente es cuando la usamos para hacer jabones ya que la saponificación la neutraliza y la vuelve inerte y biodegradable. Usada sola, no solo deteriora las tuberías, sino que puede ocasionarnos lesiones ante un manejo inapropiado. Por no hablar del daño medioambiental que causa este tipo de químicos al llegar al mar.

¿Cómo impacta la sosa cáustica en el medioambiente?

La sosa cáustica o hidróxido de sodio contiene sustancias químicas que perjudican el medioambiente. No solo contamina las áreas donde esta es desechada, sino que, al contacto con la piel, puede causar daños irreversibles.

Se trata de un elemento corrosivo que puede causar la destrucción de bosques, ríos y océanos e, indirectamente, dañar la fauna y flora. A pesar de que, al entrar en contacto con la piel, la sosa cáustica no produce dolor inmediato, sí que el perjuicio es inmediato. Puede provocar quemaduras de segundo y tercer grado en cuestión de segundos.

No solo daña los tejidos por contacto, sino también por inhalación y, por supuesto, por ingestión. Por eso, durante su manipulación las precauciones deben extremarse.

¿Cómo desatascar una tubería con bicarbonato y vinagre?

La buena noticia es que es posible desatascar tuberías echando mano únicamente de sustancias naturales que no perjudican nuestro entorno. He aquí los pasos para fabricar un desatascador casero.

Para desatascar y limpiar tuberías vas a necesitar 2 tazas de bicarbonato de sodio, 1 taza de vinagre y 1 litro de agua hirviendo.

1. Retira el agua acumulada

Lo primero de todo es retirar el agua que haya quedado acumulada, ya sea en el fregadero, en la ducha, en el lavabo o en cualquier otro rincón de nuestra casa.

2. Vierte la mitad del bicarbonato y del agua

Con el área despejada, es el momento de verter la primera taza de bicarbonato de sodio por el desagüe. Justo después, arroja medio litro de agua hirviendo con mucho cuidado de no quemarte. Esta mezcla de sustancias facilitará la disolución de la suciedad que esté provocando la obstrucción.

3. Vierte la segunda mitad del bicarbonato y el vinagre

Espera unos segundos a que la mezcla anterior realice su función antes de derramar la segunda taza de bicarbonato de sodio por el desagüe. A continuación, vierte la taza de vinagre. Al hacerlo, vas a escuchar una especie de borboteo en el interior. Esto es absolutamente normal. Es más, incluso puede que observes cómo algunas burbujas salen al exterior.

4. Vierte la otra mitad del agua hirviendo

Toca esperar unos 15 minutos antes de continuar con el siguiente paso. Transcurrido este tiempo y cuando el ruido de las burbujitas haya acabado, ya solo queda verter el medio litro de agua hirviendo que faltaba.

5. Repite todo el proceso si es necesario

Con los pasos anteriores, lo normal es que este desatascador del fregadero 100 % natural y casero haya cumplido su misión. Sin embargo, si el problema no está resuelto, repite todo el proceso las veces que sean necesarias hasta que obtengas el resultado deseado.

¿Dónde comprar bicarbonato?

Lo mejor de este desatascador casero natural es que los ingredientes son muy fáciles de conseguir. Es más, ¡seguro que ya los tienes por casa! El único que podría resultar más complicado de comprar es el bicarbonato de sodio, pues, en ocasiones, no se consigue fácilmente a granel. Se suele vender en envases de plástico en cualquier supermercado, pero ¿dónde adquirirlo en grandes cantidades?

En nuestra tienda online disponemos de paquetes de bicarbonato de sodio de 1 kg, suficiente para fabricar un desatascador de ducha o lavabo varias veces y para usarlo como producto de limpieza del hogar. En nuestra ficha de producto tienes todos los detalles de este producto. Esta es la alternativa zero waste a los envases plásticos que encuentras en los establecimientos convencionales, dado que se presenta en un embalaje de papel reciclado con un film compostable.

El bicarbonato de sodio es, de hecho, una sustancia con un buen número de usos. ¿Sabes para qué otras cosas sirve?

Usos del bicarbonato

  • Para lavar los platos

Disponer de bicarbonato de sodio en grandes cantidades es una ventaja, sobre todo porque es muy práctico en tareas tan cotidianas como fregar los platos. Solo necesitas agregar dos cucharadas a tu detergente habitual para que el efecto limpiador se multiplique.

  • Para limpiar el horno

Estarás de acuerdo en que una de las labores más tediosas del hogar es la limpieza del horno. Especialmente si la grasa está bien incrustada debido a que hace bastante que no lo limpias, esta tarea puede convertirse en una auténtica tortura. Para facilitar este quehacer, mezcla bicarbonato y agua y esparce en el interior del horno. Deja actuar durante toda la noche y retira al día siguiente con bastante agua. ¡Verás lo poco que cuesta!

  • Para acabar con los malos olores

El bicarbonato de sodio se encarga eficazmente de eliminar los olores desagradables. Puedes preparar un ambientador natural para el cubo de la basura echando un poco de bicarbonato. También es muy útil para acabar con el mal olor de las zapatillas. Basta con depositar esta sustancia en su interior.

  • Para limpiar el baño

El cuarto de baño quedará reluciente si lo limpias con bicarbonato de sodio. Es la alternativa sostenible a los productos químicos convencionales. Para preparar un limpiador de baños casero  mezcla esta sustancia con agua y pulveriza sobre aquellas superficies donde desees eliminar la suciedad.

  • Para abrillantar los cubiertos

Con bicarbonato, por último, puedes sacar brillo a los cubiertos. En un recipiente con agua caliente echa una cucharada de bicarbonato y sumerge los cubiertos durante unos minutos. Notarás la diferencia.

Otras ideas de desatascadores naturales

¿Sabías que hay muchas más formas de elaborar un desatascador de lavabo, ducha o fregadero natural? He aquí otras ideas para limpiar tuberías con ingredientes que, muy probablemente, tienes por casa.

Desatascador casero natural con agua hirviendo y sal

Una segunda opción es fabricar un desatascador natural con agua hirviendo y sal. Esta fórmula, además de eliminar la suciedad de las tuberías, acaba con el mal olor.

Desatascador natural con ácido cítrico

Muy conveniente es también el ácido cítrico, disponible en nuestra tienda online, un ácido orgánico natural presente en muchas frutas y verduras. Mezclados con agua y bicarbonato de sodio, los polvos de ácido cítrico tienen múltiples usos en el hogar. Utilízalos para desatascar tuberías, abrillantar y como antical y desincrustante de superficies. Tienes más información en nuestra ficha de producto.

Desatascador casero con jabón en polvo

Otra fórmula a considerar es elaborar un desatascador casero con jabón en polvo en el caso de que la obstrucción no sea de gran magnitud. La idea es verter jabón en polvo por el desagüe e, inmediatamente después, echar agua hirviendo.

Desatascador casero con un alambre en forma de ‘U’

Esta es una interesante solución especialmente si te consideras un manitas. Empieza fabricándote tu propio desatascador con una percha de alambre de esas antiguas. Seguro que en el armario todavía te queda alguna. Estira la percha y moldéala hasta conseguir que uno de los extremos adquiera forma de ‘U’. Introduce el alambre por el desagüe y muévelo hasta que logres liquidar el atasco.

Consejos para evitar atascos en las tuberías

A estas alturas, dispones de suficiente información para responder a la cuestión de cómo desatascar una tubería sin recurrir a productos químicos, tóxicos y abrasivos. Si la obstrucción es pequeña, cualquiera de los métodos anteriores seguro que te va a funcionar. Eso sí, para evitar atascos frecuentes en las tuberías, todo pasa por darle un adecuado mantenimiento al fregadero, lavabo o ducha. Toma nota de algunos trucos:

  1. Arroja una olla de agua hirviendo una vez a la semana para erradicar la suciedad o grasa que pudiera haber quedado adherida en la tubería.
  2. Evita obstrucciones mayores vertiendo bicarbonato, vinagre y agua caliente en el desagüe cada dos semanas.
  3. Después de cada ducha, recoge los restos de cabello de la tapa del desagüe para impedir que se cuelen por los conductos y, de este modo, se forme una obstrucción mayor.
  4. Antes de lavar los platos en el fregadero, desecha en la basura hasta el más mínimo resto de comida. Nunca arrojes aceite usado por el desagüe: deséchalo en un punto limpio o bien aprovéchalo para hacer jabón artesanal, por ejemplo.

Cuéntame en los comentarios si te ha servido alguno de estos consejos o si tienes otros para compartir 😊

Avatar for Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.