Envíos en 24/48 horas, gratis a partir de 55€ en Península, 65€ Baleares y 100€ Canarias

    • No hay productos en el carrito.
  • Todas las Categorías
    • No hay productos en el carrito.
Esponja Konjac facial

Son muchos los cambios que puedes incorporar en tu rutina facial para llevar un estilo de vida más sostenible, zero waste y minimalista. ¡Y todo ello sin renunciar a una piel bonita y saludable! La sociedad consumista en la que vivimos nos ha hecho creer que necesitamos un montón de productos para lograrlo (jabones, tónicos, cremas para cada rincón de la cara, cepillos, exfoliantes), pero nada más lejos de la realidad.

Aprende cómo puedes simplificar tu rutina de cuidado facial con estos sencillos cambios. ¡Eso sí! No lo sustituyas todo de golpe o puedes volverte loc@. Observa tu rutina y analiza qué cambios puedes empezar a realizar, qué necesitas realmente y de qué puedes prescindir.  ¡Se trata de ir haciendo pequeños cambios y de no obsesionarse!

Jabones sólidos

Los jabones faciales sólidos fabricados con productos naturales son una alternativa perfecta a los envasados en plástico. Tienes muchas alternativas y tendrás que buscar la que mejor le vaya a tu tipo de piel. En Cero Residuo puedes encontrar diversos jabones de la marca Inuit para todo tipo de piel (secas, grasas, maduras, etc.).

Siempre puedes optar también por un jabón natural como el tradicional jabón del Alepo, fabricado con productos naturales como el aceite de oliva y el aceite de laurel. Un punto a favor del jabón de Alepo es que se puede utilizar tanto para el cuidado de la piel de la cara como para la limpieza del resto del cuerpo, incluso como champú.

jabones faciales desmaquillantes inuit

Tónicos faciales

Como tónico utilizo una mezcla casera hecha con agua, vinagre de manzana y aceite esencial de árbol de té. Estos ingredientes le van genial a mi piel porque tiene tendencia grasa, pero puede ser que no sea tu caso o que no necesites usar tónico; por ello siempre recomiendo informarse bien sobre qué ingredientes son los mejores para tu tipo de piel antes de probar algo nuevo.

Exfoliación

Los productos exfoliantes tradicionales envasados en plástico contienen, en la mayoría de los casos, microplásticos: bolitas hechas de polietileno (PE), polipropileno (PP), tereftalato de polietileno (PET), polimetacrilato de metilo (PMMA) y restos de nylon que acaban en los mares y océanos.

Una alternativa más ecológica para evitar esta contaminación por plástico es utilizar discos exfoliantes de luffa, un vegetal de la familia de las calabazas y los calabacines. Por ello, además de ser perfecto para limpiar tu piel en profundidad, es un producto 100% biodegradable. Te ayudará a eliminar las células muertas de tu piel, reduciendo puntos negros y el exceso de grasa.

Discos exfoliantes de luffa

Esponja natural de konjac

Esta esponja proviene de la raíz de una planta milenaria originaria de Asia (amorphophallus konjac), donde durante años se ha utilizado como parte de una rutina de belleza y cuidado facial totalmente natural. Es, por tanto, biodegradable e ideal para exfoliar y limpiar de forma muy suave la piel del rostro.

Para usarla solo tienes que humedecerla con agua o dejarla en remojo unos minutos para que se reblandezca y puedas usarla sin dañar tu piel. Entre sus principales propiedades cabe destacar su capacidad para cerrar poros y luchar contra el acné, regular el pH de la piel e hidratar de forma natural. En la tienda de Cero Residuo puedes hacerte con una aquí.

Discos desmaquillantes

Puedes sustituir tanto las toallitas húmedas limpiadoras como los discos desmaquillantes desechables por discos desmaquillantes reutilizables de algodón orgánico. De nuevo, en Cero Residuo encontrarás discos de este tipo fabricados con algodón ecológico crudo sin teñir y de comercio justo. Tiene dos caras, una de ellas es de toalla de rizo, para eliminar toda la suciedad en profundidad y otra de terciopelo para limpiar más suavemente las zonas más delicadas como los ojos.

Disco desmaquillante cero residuo

Hidratación

Puedes probar de hidratar tu piel con aceites naturales, como el de oliva, jojoba, de almendras o de argán (entre muchos otros).

Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra es ideal para hidratar la piel, mientras que el de jojoba puede ser un perfecto aliado si tienes piel con tendencia grasa ya que tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antimicrobianas. Cada aceite tiene unas propiedades específicas.

Esta puede ser una perfecta opción para cambiar tus cremas envasadas por algo mucho más natural e igualmente efectivo. Además en algunas tiendas de barrio los puedes encontrar a granel.

Mascarillas

Desde que decidí vivir una vida residuo cero y minimalista eliminé las mascarillas envasadas y las remplacé por mascarillas naturales caseras que intento hacerme una vez o dos a la semana. El ingrediente estrella que siempre utilizo es la miel, a la que le añado otros ingredientes (por ejemplo, té matcha, aceite esencial del árbol del té, aceite de rosa mosqueta, harina de arroz, etc.). En este link a mi blog podéis echarle un vistazo a mi mascarilla natural casera preferida. ¡Y lo mejor de todo es que es zero waste!

 

Realizando estos sencillos cambios ganarás en salud, pero también ayudarás al medioambiente. ¿Te animas a probar alguno de ellos?

Avatar for Cintia Guich

Cintia Guich

Zero Waste Blogger, viajera empedernida y amante de los gatos, creadora del blog Mundo Sin Residuos

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Todas las Categorías