Envíos en 24/48 horas, gratis a partir de 55€ en Península, 65€ Baleares y 100€ Canarias

    • No hay productos en el carrito.
  • Todas las Categorías
    • No hay productos en el carrito.
Esponja konjac biodegradable

Esponja natural de konjac

Desde 5,95

Ideal para la limpieza y el cuidado de nuestra piel. Las esponjas de konjac se utilizan para exfoliar la piel de manera suave sin dañar su capa protectora. Elimina impurezas, ayuda a cerrar los poros y a luchar contra el acné. La esponja de konjac es apta para todo tipo de pieles, desde pieles sensibles hasta pieles secas y grasas, incluso para las pieles de los niños y de los bebés. Que no te sorprenda su reducido tamaño porque su volumen aumenta 3 veces cuando la humedeces.

Limpiar
Producto cero plástico - Cero ResiduoProducto 100% biodegradable - Cero ResiduoProducto Vegano

Las esponjas de konjac son esponjas naturales y biodegrables que provienen de la raíz de un árbol llamado amorphophallus konjac, una planta de origen asiático. Esta raíz contiene fibra de glucomanano que se caracteriza por ser viscosa y muy absorbente. De hecho es capaz de absorber hasta 50 veces su peso en agua. La raíz de konjac se muele y se mezcla con agua convirtiéndose en una esponja después de un sencillo proceso de cocción. Las esponjas vienen en seco pero con el agua se reblandecen y se vuelven muy suaves y agradables de usar. No llevan ningún aditivo y son completamente biodegradables.

Características

  • Ayuda a cerrar los poros y a luchar contra el acné
  • Apta para todo tipo de pieles, incluso pieles con problemas
  • Su fibra es alcalina y ayuda a equilibrar el ph de nuestra piel
  • Exfolia la piel de manera muy suave
  • Biodegradable
  • Vegana
  • Vida útil de 3 meses

Modo de empleo

La esponja de konjac puede usarse a diario y hasta 2 veces al día. Puedes usar la esponja sola, con jabón o con tu producto limpiador habitual.

Humedece la esponja con abundante agua templada o déjala en remojo durante 2 minutos. Masajea tu rostro en forma de círculos durante unos minutos. Al acabar, aclara muy bien la esponja, escúrrela sin retorcerla y déjala secar en un lugar ventilado, si puede ser colgada del cordel que trae.

Si tienes la piel muy sensible empieza usando la esponja de manera muy suave.

Si estás maquillada es mejor que te desmaquilles primero para que la esponja no se ensucie tanto y te dure más tiempo.

Periódicamente podemos desinfectar la esponja en agua hirviendo durante un par de minutos. Una vez se enfría, escúrrela bien y déjala secar en un lugar ventilado.

Embalaje

La esponja viene con un cordel de fibras naturales en una cajita de cartón.

Formatos disponibles

5,5 cm ø, 7,5 cm ø

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Todas las Categorías