Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península 10€ DTO. a partir de 90€ con código QUIERO10

8768868

El próximo 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, una jornada que debería ser siempre. El objetivo de esta efeméride es concienciar sobre la necesidad de eliminar las bolsas de plástico de un solo uso de nuestras vidas o, al menos, reducir su empleo en nuestro día a día. Cada vez hay más alternativas, pero en Cero Residuo tenemos muy claro cuál es la mejor: regresar a lo reutilizable.

Desde hace unas décadas, el plástico se ha convertido en un objeto cotidiano. Mires donde mires observarás envoltorios, envases y bolsas fabricados en este material. Pero es que además de ser un artículo habitual en nuestras vidas, también es uno de los más dañinos para el medioambiente. Basta con realizar un repaso por la historia del plástico para descubrir cómo hemos llegado hasta donde estamos. Lo curioso es que precisamente la tendencia es volver a antes de que el plástico se colara masivamente en nuestra rutina.

El problema de las bolsas de plástico: los datos

Nunca está de más recordar los datos más destacados sobre este material tan contaminante. Según subraya Greenpeace, una bolsa de plástico de un solo uso puede tardar décadas en degradarse en la naturaleza. Este tiempo contrasta con la utilización que, de media, hacemos de este producto: unos 12 minutos. La ONG ambientalista rescata otras espeluznantes cifras: solo en España, cada habitante emplea de media 144 bolsas de plástico al año, lo que se traduce en más de 6.600 millones al año. Y esto es solo en nuestro país.

Si extrapolamos estos datos al resto del mundo, no sorprende que el plástico esté por doquier. En este artículo acerca de las islas de plástico abordamos otra de las nefastas consecuencias de esta filosofía del desperdicio indiscriminado.

¿Qué hay de la prohibición de los plásticos de un solo uso?

En el año 2019 entró en vigor una directiva europea para prohibir los plásticos de usar y tirar. Esta normativa, así, contempla la prohibición de artículos como las pajitas, los platos y cubiertos de un solo uso, los bastoncillos de algodón, etc.

Esta medida aún no ha entrado en vigor en España, aunque se espera que se haga efectiva en el mes de enero de 2023. Lo que sí lleva vigente desde el año 2018 es la obligación de que los comercios cobren por las bolsas de plástico. En función de las micras de espesor, los precios fijados van desde los 5 hasta los 30 céntimos. No obstante, las bolsas de plástico de menos de 15 micras que se utilicen como envase primario, por ejemplo en las compras a granel, no se ven afectadas por esta normativa.

Entonces, a pesar de que se ha producido una reducción notable en el consumo de bolsas de plástico de un solo uso, aún estamos lejos de la eliminación total.

¿Son las bolsas de papel o las compostables la solución?

Mucho se ha hablado de las posibles alternativas a las bolsas de plástico. Hay quienes defienden las bolsas de papel como sustitutos 100 % sostenibles. Sin embargo, aunque el problema de plástico quede aliviado en cierta medida al utilizar bolsas de papel, la realidad es que esta iniciativa hace un flaco favor a la reducción de desperdicios.

En otras palabras, se reducirían los desechos plásticos, pero se sustituirían por los de papel, por lo que el problema simplemente cambiaría de bando.

Respecto a las bolsas compostables, el Real Decreto 293/2018 de 18 de mayo sobre reducción del consumo de bolsas de plástico parece impulsar esta alternativa, si bien no parece que sea la solución porque, aunque son biodegradables, requieren la acción del hombre para su descomposición en la naturaleza.

La reutilización, la alternativa para librarnos de las bolsas de plástico

En este Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico queremos hacer hincapié en la mejor solución para librarnos de estos artículos tan contaminantes. La alternativa no es sustituir un material por otro y continuar produciendo residuos, sino reutilizar los productos que ya tenemos.

Las bolsas reutilizables son mejores sustitutas que las de papel y las compostables, pues son resistentes y duraderas. Estas son la perfecta solución para reducir los desechos al mínimo. Están disponibles en un sinfín de materiales (algodón orgánico, silicona, etc.) y admiten un buen número de usos: para comprar a granel, para ir al supermercado, para transportar snacks o alimentos y un largo etc.

Para que nunca una compra imprevista te pille desprevenida y acabes echando mano de una bolsa de plástico, te recomendamos tener siempre en el bolso una bolsa reutilizable de algodón. De este modo, podrás decir adiós de una vez por todas a las perjudiciales bolsas de plástico.

  • Bolsa para pan de tela de Algodón Orgánico
    Bolsa para Pan de Algodón Orgánico
    3,95
  • Bolsa tipo Tote Bag de Algodón Orgánico
    Bolsa de Tela Tote Bag Blanca
    5,95
  • bolsa malla asa larga
    Bolsa de Malla de Asa larga
    6,45
  • Bolsa de Silicona platino con base de pie Stasher Grande
    Bolsa de Silicona Platino con Base de pie Stasher – Grande
    29,95
Avatar de Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.