Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península ¡ENVÍOS A 1€! 6% DTO. a partir de 75€ con código QUIERO6

Lactancia Microplásticos

Científicos italianos detectan microplásticos por vez primera en el 75% de las mujeres que participaron en este estudio. Es un hecho sorprendente para la mayoría de nosotros pero estos hallazgos son cada vez más comunes en estos últimos años.

En el estudio se recogió una muestra de 4 gramos de leche materna de 34 mujeres italianas una semana después de dar a luz. Cabe destacar que no se utilizaron recipientes de plástico, para no contaminar la leche, y que la extracción fue manual para evitar el uso de sacaleches de plástico.

Los microplásticos encontrados forman parte de materiales plásticos como el polietileno, el PVC, el polipropileno y el polyester entre otros.

Dada la escasa cantidad de leche analizada, es probable que el 25% restante de las participantes en este estudio contengan también microplásticos en su leche materna pero que no se haya podido hallar en los 4 gramos de leche recogida.

Los investigadores solo pudieron analizar partículas superiores a 2 micras y es probable que estén presentes partículas de plástico más pequeñas.

¿De dónde vienen los microplásticos?

Es difícil detectar el origen de los microplásticos de la leche materna. Los investigadores han intentado aislar distintas variables de exposición pero no han encontrado diferencias significativas, lo que sugiere que estamos constantemente expuestos a micropartículas de plástico y que es imposible aislarnos de ellas.

Microplásticos en la leche materna

Fuente: Raman Microspectroscopy Detection and Characterisation of Microplastics in Human Breastmilk, estudio publicado en PubMed

A grandes rasgos, la mayor parte de los microplásticos de nuestro organismo vienen de envases alimentarios de plástico, envases de cosméticos y sus ingredientes mismos, y del marisco. Lo cierto es que se han detectado microplásticos tanto en el agua que bebemos como en el aire que respiramos, así como en la sal y otros tantos alimentos que consumimos de manera habitual. También introducimos microplásticos en nuestro organismo por contacto dérmico a través de ropa sintética, cosméticos o de los envases de los mismos.

Efectos de los microplásticos en bebés

Los bebés son especialmente vulnerables a cualquier sustancia tóxica pero se desconocen todavía los daños potenciales que pueden tener estos contaminantes en los bebés. Es urgente investigar más sobre este tema pues anteriores estudios mostraron efectos tóxicos de los microplásticos y sus aditivos en células humanas, animales y fauna marina.

Este mismo equipo de investigadores ya encontró microplásticos en la placenta humana en anteriores estudios.

El problema de los microplásticos no radica solo en el material en sí, que no desaparece de la tierra, si no en los aditivos añadidos como los ftalatos que resultan tóxicos para los seres vivos. Los ftalatos sí fueron detectados anteriormente en la leche materna y resulta preocupante los efectos en la salud que puedan tener tanto a corto como a largo plazo en los bebés.

¿Cómo llegan los microplásticos a la leche materna?

Los microplásticos pueden atravesar las membranas celulares y trasladarse a diferentes partes del cuerpo, desencadenando mecanismos celulares específicos.

Dado que la mayoría de estos contaminantes son lipofílicos y tienden a depositarse en el tejido adiposo, pueden trasladarse a la leche durante la lactancia.

¿Es recomendable seguir dando leche materna a nuestros bebés?

Los científicos afirman que la leche materna sigue siendo la mejor opción para la alimentación de nuestros hijos pues la leche de fórmula y los biberones contienen concentraciones mayores de microplásticos.

El objetivo del estudio es el de concienciar acerca de los posibles peligros que tiene la constante exposición a todo tipo de plásticos y a sus aditivos en nuestro organismo y alienta a seguir investigando sobre ello. Los investigadores decidieron estudiar la contaminación de microplásticos en la leche materna para evaluar otra ruta de exposición a microplásticos en una población extremadamente vulnerable como lo son los lactantes.

De esta manera, no está de más añadir una recomendación extra a las mujeres embarazadas, la de minimizar la exposición al plástico tanto a nivel cosmético como alimentario.

Lactancia bebé

La exposición a microplásticos resulta por ahora inevitable, pero conviene concienciarnos de toda esta problemática y de hasta dónde está llegando el abuso de este material. Es urgente frenar su producción y empezar a encontrar alternativas a este material en nuestro día a día. Si no sabes por dónde empezar a reducir plásticos, comienza por introducirte en las 5 Rs del Movimiento Zero Waste.

 

Referencias: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9269371/

Avatar de Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.