Envíos en 24/48 horas, gratis a partir de 55€ en Península, 65€ Baleares y 100€ Canarias

    • No hay productos en el carrito.
  • Todas las Categorías
    • No hay productos en el carrito.
Despensa Zero Waste

Sé que si estás leyendo esto es muy probable que ya conozcas este movimiento y que formes parte de él, ya sea cambiando algunos de tus hábitos o hablando del tema con tus allegados. Pero el otro día escuché una crítica y necesito hablar de ello contigo y para qué engañarte, necesito desahogarme.

Si todavía no lo conoces, te cuento que el Zero Waste es un movimiento creado por una mujer franco americana, Bea Johnson, que promueve la reducción de nuestros residuos buscando el objetivo Cero Residuo. Un estilo de vida revolucionario que ya ha cautivado a mucha gente y que promete ser el estilo de vida del futuro, aunque sorprendentemente también tiene sus detractores. Porque a veces he escuchado a gente criticar el movimiento alegando que llegar a producir cero basura es un hecho imposible, sin entender que el objetivo de este movimiento es llegar lo más lejos que uno pueda, sin volvernos locos si los interruptores de nuestra casa son de plástico.

Lo más radical del Zero Waste es su nombre

Qué más da cómo lo llamemos, si lo más importante es lo que transmite. La mayoría de los que perseguimos esta meta también disponemos de objetos que sólo se encuentran fabricados en plástico y que algún día se estropearán, como un ordenador o un teléfono móvil. También nuestros electrodomésticos son de plástico porque hasta la fecha no conozco ninguna marca que los haga sin este material. ¡Ojalá algún día llegue! Cuando estos objetos alcanzan el final de su vida útil los reciclamos adecuadamente pero somos conscientes que no todo el material del que está hecho el producto se podrá reciclar y que probablemente una parte acabará en un vertedero.

Al final, la crítica nos hace tener una venda en los ojos que nos impide ver lo bonito que es este movimiento. No tiene ningún punto negativo para nadie querer reducir nuestra basura o instar a las empresas y comercios a que eliminen envases y plásticos innecesarios de sus tiendas, todo lo contrario. Ir hacia esta dirección sólo puede traernos cosas buenas para nosotros mismos, para nuestros vecinos y para el medio ambiente. Incluso nuestra salud puede verse beneficiada porque reduciendo el plástico desechable de tu día a día reduces las comidas procesadas y la exposición a este material que está cargado de tóxicos. De hecho la llegada de este movimiento y su rápida expansión ya está trayendo grandes mejoras. Como hemos podido leer recientemente en la prensa, grandes cadenas de supermercados están empezando a incorporar medidas para reducir el sobre empaquetado, como el aumento de la oferta de productos a granel, la eliminación de bolsas de plástico y la opción de permitir traer al consumidor sus propias bolsas y recipientes para rellenarlos con frutas, verduras, carnes o pescados, entre otros. Y lo más bonito es que estos cambios están ocurriendo en muchos países.

Bolsas granel

Olvídate de las etiquetas

El movimiento Zero Waste no debería ser una etiqueta sino un objetivo común. Cuantas más personas unamos fuerzas, antes y más lejos llegaremos a frenar el actual problema con los plásticos y los residuos. Por suerte, estamos despertando poco a poco (o no tan poco a poco) y cada vez hay más gente concienciada y más movimientos implicados en reducir el cambio climático y mejorar el medio ambiente. Al final da igual si te consideras parte del movimiento Zero Waste, de Greenpeace o de cualquier otra organización destinada a mejorar el medio ambiente, lo más importante es hacer algo.

Personalmente me encanta el movimiento Residuo Cero porque creo que es la manera más inmediata de actuar, contribuyendo a frenar la progresión de residuos a la vez que promueve realizar cualquier tipo de activismo medioambiental, por pequeño que sea. Desde escribir a grandes empresas para que cambien su política de empaquetado hasta participar en las reuniones del colegio de tus hijos para fomentar la reducción del plástico en cualquiera de sus actividades o incluso responder a la propaganda que recibes en tu buzón proponiéndoles otro tipo de publicidad que no implique gastar papel o plástico. Las posibilidades y campos de acción son infinitas así que podemos actuar sobre las que nos parezcan más cómodas para nosotros.

Actuación colectiva en favor del medio ambiente

El Residuo Cero es un movimiento muy completo que contempla tanto el activismo individual como el colectivo y en el que los cambios son visibles desde el primer día. Reducir tus propios residuos te proporciona una sensación de alivio, de paz y de tranquilidad de conciencia que engancha. Las mejoras, aunque pequeñas, producen un cambio en ti y en tu círculo. Los inputs que recibe el comerciante de la tienda al que le pides que te ponga la compra en tus recipientes, el cliente que te ve haciéndolo, tu pareja que se acaba adaptando, tus hijos que aprenden que eso es lo normal, tus amigos que acaban por entender tus cambios de hábito e incluso adoptan algunos de ellos… Todos estos pequeños gestos son en realidad muy poderosos, se contagian poco a poco y se multiplican haciendo que tu primera compra sin plástico pueda haber llegado a varios desconocidos y, como mínimo, haberles hecho pensar.

Otras actividades, como las limpiezas de playa ayudan a concienciar a la gente y a sentir esta sensación de estar haciendo algo bueno, pero su impacto es más social que ambiental. La basura recogida simplemente se cambia de lugar. La mayoría de basura recogida es plástico que se llevará a reciclar pero las tasas de su reciclaje son poco eficientes y necesitan de más materia prima (plástico virgen), agua y energía para crear un producto de peor calidad que el original y que no se podrá volver a reciclar. Evidentemente las limpiezas de playas y bosques son actividades necesarias si queremos hacer uso de estos espacios tan maravillosos y contaminados. De hecho, a mí me encanta participar en ellas, pero lo que dejan claro es que si no se produce basura no habrá que recogerla después y de ahí la importancia en Reducir.

El Zero Waste es el futuro

El Zero Waste no es un juego ni una moda, es una necesidad y va a ser el estilo de vida del futuro. Todos somos responsables de las islas de plástico en los océanos, de los vertederos llenos hasta rebosar de basura. Los gobiernos y las grandes empresas los que más, pero nosotros también. Nosotros tenemos la capacidad de decidir cómo consumimos y, aunque hay cosas que nos va a costar más evitar, podemos empezar por lo que nos resulte más fácil. El simple hecho de sustituir nuestros objetos rotos por objetos con la misma función hechos de materiales naturales ya es un voto en nuestro consumo. Por ejemplo si se te rompe el cepillo de pelo que era de plástico, cómpralo de madera que además te durará mucho más. Si a tus hijos les encanta beber con pajita, adquiere una reutilizable, evitarás la exposición a todos sus aditivos y disruptores endocrinos.

Foto cepillos de pelo

Hay muchas maneras de empezar a reducir nuestra basura. Puedes empezar por Rechazar lo que no necesitas, Reducir tus pertenencias y necesidades, Reutilizar todo lo que ya tienes, Reciclar todo lo que ya no quieres y Compostar todo lo que puedas. Si aún y así la situación todavía te abruma, te dejo el enlace de este otro artículo con consejos sobre cómo iniciarte en el mundo Zero Waste.

 

Y si te apetece formar parte de algún colectivo activista, te dejo una lista con algunos de ellos:

Break Free From Plastic
Plastic Free July
Fridays for Future
Ecologistas en Acción
Millor sense Canyeta
Pure Clean Earth
Plastic Attack
4 Ocean
Greenpeace
Asociación medioambiental Biodevas

Muchos son internacionales pero puedes buscar si hay una organización específica en tu ciudad.

Si conoces alguno más menciónamelo en los comentarios para que pueda agregarlo a la lista!

 

Y cuéntame, ¿has visto algún cambio en tu círculo de amistades desde que has empezado a reducir tu basura? 🙂

¡Un abrazo muy grande!

Avatar for Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Comentarios (2)

  1. Avatar for Tarik laurent Vazquez Samulewicz

    Gran artículo. Asociacion medioambiental Biodevas. Asturias. Y si que es cierto que hay mucha gente que con el ejemplo en ciertos aspectos también los empiezan a copiar,aunque hay muchos que se niegan a cambiar en nada, lo primero es su comodidad es difícil hacer cambiar ese tipo de pensamiento.

    1. Avatar for Cero Residuo

      Gracias por tu comentario Tarik! No conocía esta asociación, la añado a la lista 🙂
      Esperamos que cada vez sean más los que se sumen a este cambio.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Todas las Categorías