3% DTO. a partir de 60€ con código DAME3 Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península 6% DTO. a partir de 90€ con código DAME6

Cómo purificar el agua portada

4 maneras de filtrar el agua de forma sencilla


¿Cómo Purificar Agua?

Si quieres reducir residuos en tu hogar, una de las formas más fáciles de empezar es eliminando el agua embotellada en plástico de un solo uso. Para ello, solo necesitas una botella reutilizable y una forma de purificar el agua del grifo. En este artículo te damos 4 ideas para filtrar el agua del grifo y así puedas elegir tu favorita, consiguiendo un hogar Residuo Cero.

 

¿Cómo potabilizar el agua de forma casera?

Teniendo en cuenta que el agua del grifo en España es potable, cuando compramos el agua embotellada en plástico, en verdad estamos gastando dinero en algo que ya tenemos en casa y estamos consumiendo plástico de un solo uso que podríamos evitar muy fácilmente.

No solo eso, también malgastamos más agua, porque la huella hídrica de una botella de plástico de 1,5 litros (esto es, el agua que se necesita para fabricarla) es de hasta 80 litros. ¡No tiene sentido!

Para evitar la contaminación del agua del grifo desde que sale de las plantas de tratamiento hasta que llega a nuestras casas, se añade cloro. El cloro potabiliza el agua corriente y evita infecciones, pero debemos tener en cuenta que el agua que sale de nuestro grifo no solamente contiene cloro, también arrastra metales pesados, sedimentos y restos de pesticidas o antibióticos.

Vamos a ver cómo podemos filtrar el agua del grifo para que sea lo más pura y saludable posible.

 


1. Filtrar Agua con Carbón Activo

Una opción económica y sencilla de purificar el agua es usando un filtro de carbón activo.

Este método es tan fácil como añadir en una botella o jarra con agua del grifo, una barra de carbón activo previamente hervida, y dejar que esta purifique y remineralice el agua. Lo que ocurre cuando colocamos la barra en agua es que, como el carbón es poroso y adsorbente, atrae hacia sí las moléculas de los productos químicos.

En Cero Residuo tenemos de dos tipos: el carbón activo Binchotan japonés y el carbón francés, cuya principal diferencia es su procedencia.

Estas barras de carbón filtran y purifican el agua, haciéndola apta para su consumo. Funcionan muy bien para eliminar olores desagradables y mejorar el sabor del agua.

Aportan minerales, como hierro, magnesio y calcio, y por eso se recomienda su uso en diarreas e indigestiones. Como ocupan poco espacio, son perfectos para llevar de viaje.

Para empezar a usarlos debes:

  • Lavar con agua la barra de carbón activado para retirar los restos de polvo.
  • Hervir la barra durante 15 minutos.
  • Dejarla enfriar y depositarla en una botella o recipiente con agua potable, por ejemplo, la del grifo.
  • Dejar actuar la barra entre 4 y 8 horas. Pasado este tiempo, ya tendrás agua lista para beber.

Finalizada la vida útil, que es de unos 6 meses, este filtro casero es 100% biodegradable, así que podemos desecharlo en nuestro compost o en el contenedor de restos orgánicos.

 

2. Filtro de Agua para Grifo

Otra forma de filtrar el agua es colocando un filtro de grifo en nuestro grifo de la cocina.

Lo bueno de estos métodos es que, a diferencia de la barra de carbón activo que hemos visto antes, filtran el agua al momento, así que podemos disfrutar de agua purificada en cuestión de segundos.

Estos filtros son fáciles de instalar y nos permiten reducir en gran medida los residuos que generamos en casa. No obstante, debemos tener en cuenta que no son métodos 100% residuo cero, ya que el cartucho donde va el filtro lo debemos cambiar cada 3 meses.

3. Jarra de filtrado de agua

Utilizar una jarra filtradora para beber agua del grifo purificada es otra manera de eliminar el agua embotellada en plástico de casa.

Estas jarras cuentan con un filtro incorporado y cuando ponemos agua del grifo en ellas esta va filtrándose poco a poco. Como vemos, no obtenemos agua filtrada al momento (como sí ocurre con el filtro de grifo) pero el tiempo de filtrado es más rápido que en el caso del carbón activo.

Suelen ser bastante económicas y muy fáciles de instalar. Eso sí, de nuevo, el filtro deberemos cambiarlo periódicamente (normalmente es cada mes) así que seguiremos generando ese residuo mensualmente.

 


4. Filtro por Gravedad

El cuarto método para filtrar el agua del grifo que os presentamos es el filtro por gravedad.

Su nombre se debe al proceso de usar la gravedad para filtrar el agua desde la parte superior del sistema hasta la parte inferior.

En este tipo de sistemas habitualmente contamos con un recipiente que se llena manualmente por la parte de arriba y el agua (por efecto de la gravedad) se mueve hacia abajo, pasando por el filtro, y llegando a la parte de abajo del recipiente ya purificada y lista para beber.

Lo bueno de estos métodos es que no necesitan conexión a un grifo ni tampoco electricidad para funcionar. Lo podemos colocar en una encimera o mesa y rellenar el recipiente de agua periódicamente.

Con estos 4 métodos para purificar el agua del grifo de forma casera ya no tienes excusa para seguir comprando agua embotellada en plástico. Cuéntanos, ¿cuál es el método que más te ha gustado? ¿Conoces algún otro?

 

 

Avatar de Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.