Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península ¡ENVÍOS A MITAD DE PRECIO SOLO EN AGOSTO! 5€ DTO. a partir de 75€ con código QUIERO5

1

Si estás intentando llevar un estilo de vida Zero Waste, es posible que te surja la duda acerca de qué hacer con los tickets de la compra. Estas pequeñas tiras de papel que parecen tan inofensivas en realidad no lo son tanto. Y es que, ¿pueden reciclarse como cualquier desecho de papel o cartón? ¿Son contaminantes? Y una última cuestión te puede surgir: ¿realmente son artículos cancerígenos por su contenido en BPA? En el post de hoy vamos a arrojar un poco de luz al universo de los tickets de la compra y resolveremos todas tus dudas en este sentido.

Un día cualquiera, antes de llegar a casa, te pasas por el supermercado para comprar dos o tres cosillas que te hacen falta. Aunque tienes activado el chip del Zero Waste y evitas a toda costa los envases plásticos, los productos con ingredientes contaminantes y tóxicos y llevas tus bolsas de la compra de casa, cuando te quieres dar cuenta has salido del establecimiento con un desperdicio con el que no contabas: el ticket de la compra. ¿Deberías haberlo rechazado o es simplemente un papelito que tendrá una segunda vida útil tras arrojarlo en el contenedor azul de reciclaje?

Por qué deberías rechazar los tickets de la compra la próxima vez

Suena tajante, pero te decimos alto y claro que la próxima vez que vayas al supermercado o a cualquier establecimiento comercial deberías rechazar el ticket de compra. ¿Por qué está decisión tan drástica? Vayamos por partes.

1. Los tickets de la compra no siempre pueden reciclarse

Aunque los tickets de compra están fabricados en papel, la realidad es que no siempre pueden depositarse en el contenedor azul para su reciclaje. No en vano, en la mayoría de los casos están confeccionados en papel térmico, un tipo de papel revestido con varias capas de componentes químicos que permiten la impresión con calor sin dañarlo. Por su naturaleza, el papel térmico es incompatible con el proceso de reciclado.

En definitiva, buena parte de los tickets de compra acabarán formando parte del cúmulo de desperdicios que no pueden ser reciclados. Lo mejor es, por tanto, que no contribuyas al aumento de esta montaña.

2. Los tickets de la compra contienen una sustancia potencialmente tóxica

Tradicionalmente los recibos de compra contenían, entre los diversos componentes químicos, una sustancia tóxica de la que seguramente hayas escuchado hablar antes: bisfenol A (BPA). El bisfenol A es un disruptor endocrino (es decir, que puede alterar las funciones de nuestro organismo) y especialmente dañino para las embarazadas, pues puede ocasionar malformaciones en el feto. Pero, además, hay estudios que han dictaminado que es una sustancia que podría favorecer la aparición de ciertos tipos de cáncer, como el de próstata.

A la vista de los efectos perjudiciales para la salud, desde el año 2020 está prohibida en la Unión Europea la fabricación de papel térmico con bisfenol A. Parece ser que, hasta la fecha, nada más y nada menos que el 90 % de los tickets de la compra contenían esta peligrosa sustancia.

En la actualidad, el bisfenol A ha sido sustituido por el bisfenol S, lo que tampoco representa una solución ni para el reciclaje ni para la salud. Por lo visto, hay experimentos que demuestran que este elemento también altera el equilibrio hormonal.

La alternativa a los tickets de la compra en papel

¿Hay alternativa a los tickets de la compra físicos? Por supuesto. En su lugar, siempre prefiere los tickets electrónicos. Estos representan numerosas ventajas frente a los primeros. Por ejemplo, no tendrás que almacenarlos en la cartera ni en casa, evitando desbordar el cajón de los papeles. Asimismo, evitarás el riesgo de que se pierdan. ¿Te imaginas querer descambiar un artículo y no poder hacerlo porque has perdido el ticket?

Los tickets electrónicos están almacenados en tu bandeja de correo, por lo que siempre resultarán accesibles. Por supuesto, prefiriendo recibos en formato electrónico estarás diciendo sí a la sostenibilidad y evitando un producto que, como acabamos de ver, es potencialmente contaminante y tóxico.

Desde Cero Residuo, te animamos a decir no a los recibos en papel en tu próxima compra. La buena noticia es que cada vez hay más comercios que solo los ofrecen en formato electrónico. Un simple “no gracias, prefiero un recibo electrónico” es un paso adelante para cambiar el mundo.

Avatar de Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.