Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península ¡ENVÍOS A 1€! 6% DTO. a partir de 75€ con código QUIERO6

fracking

El fracking es un concepto que nos suena a todos, que hemos escuchado en alguna ocasión, pero que quizás no sabemos explicar ni qué es exactamente. Lo asociamos a una práctica negativa, eso sí, ¿pero por qué es dañino para el medioambiente? En el artículo de hoy vamos a contarte de manera sencilla qué es el fracking y por qué es un tema de debate que vuelve a estar sobre la mesa.

En qué consiste el fracking

Según define el CSIC, el fracking (fracturación hidráulica, en español) es un método de extracción de gas y petróleo de formaciones muy poco permeables en el que se emplea la inyección de grandes cantidades de agua y productos químicos. En otras palabras, es una práctica que consiste en fracturar rocas del subsuelo de manera que se liberen las reservas de petróleo y gas que están poco accesibles.

Estas reservas están localizadas a una profundidad de entre 1.000 y 5.000 metros, de modo que es necesario realizar una perforación vertical en la corteza terrestre que abarque esta longitud. Una vez identificadas, lo siguiente es inyectar enormes masas de agua a gran presión mezcladas con elementos químicos y arena que consigan fracturar las formaciones rocosas que impiden el acceso a estos hidrocarburos.

Se trata de una controvertida fórmula de extracción que continuamente genera debate y que vuelve a centrar nuestra atención en un contexto en el que se buscan fórmulas alternativas para favorecer la autonomía energética.

Mientras en países como Estados Unidos es una práctica habitual y, de hecho, podría llevar al país a alcanzar la autosuficiencia energética en el año 2035, de acuerdo con informaciones de la Agencia Internacional de la Energía, en otros países como España o Francia está prohibida por sus riesgos medioambientales.

¿Cuáles son los riesgos del fracking?

La técnica del fracking que muchos han catalogado como el descubrimiento más importante en materia de energía de las últimas décadas no está exenta de inconvenientes.

En primer lugar, este método de extracción requiere el empleo de una enorme cantidad de agua, un despilfarro que entra en conflicto con la sequía que sufren muchas regiones del mundo. En un intento de cuantificar la cantidad de agua requerida, parece que sería equivalente al consumo anual de una gran ciudad como Madrid.

En segunda instancia, el fracking está unido a un riesgo de contaminación bastante elevado, dado que este método precisa de productos químicos de carácter tóxico que no solo pueden dañar el suelo, sino también las aguas tanto superficiales como subterráneas e, incluso, el aire (por la liberación de gas metano durante el proceso). Según apuntan los expertos, entre el 25 y 75 % de sustancias químicas usadas durante el proceso sale a la superficie.

En tercer lugar, está el problema de la eliminación de los desechos líquidos. Es habitual que los pozos se excaven muy cerca de acuíferos, que sirven de fuente de las masas de agua dulce en la superficie y que corren el riesgo de ser contaminadas.

El fracking es una práctica controvertida también desde el punto de vista de la salud humana. Los gases producidos durante el proceso pueden provocar afecciones en las personas como asma o cáncer y en los casos más extremos malformaciones en los fetos.

No podemos olvidarnos de que la fracturación hidráulica podría estar detrás del aumento de la actividad sísmica en aquellas zonas en las que se lleva a cabo esta forma de extracción. Aunque es cierto que suelen ser terremotos de escala menor, este riesgo está recogido en un informe de la Unión Europea.

Situación y regulación en España

Desde mayo de 2021 con la entrada en vigor de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la práctica del fracking está prohibida en España.

El artículo 9 de esta normativa expresa que “no se otorgarán en el territorio nacional, incluido el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental, nuevas autorizaciones de exploración, permisos de investigación de hidrocarburos o concesiones de explotación para los mismos”.

A pesar de que, como decimos, es ilegal en nuestro país, en los últimos meses se están oyendo voces que piden reconsiderar esta postura en un escenario marcado por la dependencia energética de otros países y por la necesidad de ahorrar en el consumo de gas debido a un posible desabastecimiento.

Sin embargo, son más las voces que se oponen a la fracturación hidráulica por los riesgos asociados. Lo cierto es que en Europa no es precisamente un método que goce de gran popularidad. En países como Francia, Alemania, Bélgica, Suiza o Italia está prohibido también.

El 11 de octubre, Día Internacional del Fracking

Desde hace unos años, el 11 de octubre se celebra el Día Internacional del Fracking con el objetivo de concienciar de las consecuencias ambientales y sociales de esta práctica. En un contexto en el que hay ciertos sectores de la población que pretenden resucitarla, es una buena oportunidad para sumarse a la lucha contra el fracking y evitar que se convierta en una realidad como ocurre en otros países.

Conviene recordar que el fracking no es la respuesta a la subida del precio de los combustibles ni al aumento de la demanda de energía. ¡Siempre hay opción!

La primera alternativa es hacer un uso responsable de la energía en nuestro día a día. A nivel más global, la alternativa más segura a la fracturación hidráulica son las energías renovables, cuyo potencial no estamos aprovechando todo lo que deberíamos en un país como el nuestro, pionero en el aprovechamiento de fuentes como la eólica, solar o marina.

Avatar de Cero Residuo

Cero Residuo

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.