Envíos en 24/48 horas, gratis a partir de 55€ en Península, 65€ Baleares y 100€ Canarias

    • No hay productos en el carrito.
  • Todas las Categorías
Bolsas de basura de periódico

¿Qué hay en tu basura?

Empecemos por ahí. En España generamos 450 kg de basura al año por persona y, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, durante el 2017 los españoles tiramos 1.229 millones de kilos de comida a la basura, lo que supone tirar más de un 4% de tu compra. Curiosamente, en otoño e invierno es cuando más comida tiramos, y ahora que vienen las Navidades se acentúa todavía más el desperdicio alimentario. Las frutas y las verduras son los alimentos que más se tiran. Ambas suman más de un 45% del total de los alimentos desperdiciados. ¡Acuérdate de los smoothies cuando tengas frutas y verduras pochas en la nevera!

Junto a todo este desperdicio, hay otro residuo no menos importante que suele pasar desapercibido. Las bolsas de basura son otro plástico masivo e ignorado que contamina los vertederos y el entorno marino. Metemos la basura dentro de basura. Algo no va bien… ¿Existen alternativas a las bolsas de plástico?

 

Bolsas compostables, una falsa solución

Las bolsas compostables no son siempre tan buenas como parecen, porque sólo se biodegradan en condiciones muy específicas que no se dan en todos los centros de compostaje y además requieren de muchos nuevos recursos para ser producidas. Las de patata tardan 18 meses en degradarse por completo, las de maíz suelen llevar derivados del petróleo en su composición, por lo que se descomponen en microplásticos imposibles de gestionar. No olvidemos que los microplásticos suponen un problema ambiental tanto por el residuo que generan como por los ingredientes tóxicos que desprenden. Entre ellos encontramos metales pesados, disruptores endocrinos, ftalatos y el famoso BPA. A esto se le añade la dificultad para diferenciar las bolsas de patata de las de maíz pero también de las de plástico. Por si fuera poco, para hacer bolsas procedentes de alimentos se necesitan monocultivos que utilizan grandes hectáreas de terreno que son rociados con toneladas de pesticidas y que consumen miles de litros de agua. Además, para transformar la patata o el maíz en una bolsa, se necesitan unas instalaciones específicas y mucha energía para acabar obteniendo un producto con una vida útil muy corta. No es la solución. Tampoco lo es comprar bolsas de plástico resistente como el polietileno, que aunque pueda soportar más usos que una bolsa convencional acabará siendo un residuo más en el planeta.

Entonces, ¿qué podemos hacer para minimizar el impacto de nuestra basura? Está claro que lo primero que debemos hacer es reducir nuestros residuos, el plástico por supuesto, pero también el vidrio, la fracción de resto así como la basura orgánica. Comprar menos y de manera organizada hará que tengamos que tirar menor cantidad de comida. Por otro lado, aprovechar más los alimentos es la estrategia ideal para reducir nuestra basura orgánica. Si compras la fruta y la verdura de procedencia ecológica puedes comerte la piel de la mayoría. En casa hemos descubierto que la crema de puerros queda todavía más buena ¡si le añadimos sus hojas verdes! Con los residuos orgánicos que quedan la mejor opción es compostarlos pero si todavía no te has planteado compostar en tu casa, enseguida te explico otra muy buena opción y muy fácil de aplicar.

 

Alternativa a las bolsas de plástico y a las compostables, estas sí

Qué mejor que envolver nuestros residuos orgánicos en un material que se biodegrada de verdad. Yurena, de ecoblognonoa nos trae una solución que nos puede servir tanto para la basura orgánica como para la basura general. Se trata de bolsas hechas a partir de papel de periódico, papel de revistas o papel kraft.

Al contrario de lo que pueda parecer, estas bolsas traspasan lo justo la humedad sin llegar a mojar el cubo de basura. Eso sí, no las tengas más de 3 días porque acabará supurando como prácticamente cualquier otra bolsa, también lo hacen las de plástico. De hecho, antes usaba las bolsas compostables y era un desastre porque al día siguiente estaba todo el cubo encharcado y la bolsa se rompía muy fácil. Estas bolsas hechas de papel aguantan mucho mejor y además las puedes hacer del tamaño que quieras. A mí me gusta hacerlas no muy grandes para cambiarlas cada día o cada dos.

Por otro lado, los periódicos los puedes pedir a personas que sabes que lo leen o a bares que los compran habitualmente así que es una manera de aprovechar el papel. ¿Que estos periódicos se pueden reciclar? Sí, pero nadie te asegura que si no los hubieras recogido hubieran acabado correctamente reciclados. Además, esta segunda vida que les damos también es muy útil, ya que sustituyen a todas las anteriores bolsas.

Yurena hizo un vídeo sobre varias maneras de hacer bolsas de papel, lo puedes ver aquí. No sé a ti, pero a mí me resulta entretenido e incluso relajante. Puedes preparar 6 o 7 en un día y ya tienes bolsas para toda la semana. Por cierto, es una actividad muy apropiada para hacer con los más pequeños de la casa y de paso incentivarlos a ser más sostenibles.

Si te animas a hacerlas me encantará que me cuentes en los comentarios qué tal te van.

Avatar for Cero Residuo

CERO RESIDUO

Cero Residuo es una tienda online de productos Zero Waste o productos que no generan residuos. Son productos reutilizables o biodegradables que substituyen a los productos de usar y tirar para minimizar el impacto de nuestra huella ambiental.

Deja tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Todas las Categorías