Envíos en 24/48h, Gratis a partir de 50€ en Península 6% DTO. a partir de 75€ con código QUIERO6

Aceite Esencial de Lavanda BIO 10 ml – Pranarom

14,25

El aceite esencial de Lavanda fina de Provenza BIO es un calmante excepcional y es conocido por sus virtudes relajantes y equilibrantes. También es famoso por sus propiedades regenerantes y reparadoras de la piel. Es un elemento imprescindible de los tratamientos cutáneos, tanto del cuerpo como del rostro.

Esta planta está ampliamente reconocida en la aromaterapia moderna por su inocuidad y tolerancia, con amplio número de indicaciones.

El aceite esencial de Lavanda se utiliza tradicionalmente en caso de:

  • ECZEMA
  • ANGUSTIA, ANSIEDAD, PÁNICO
  • AGRETAMIENTOS, FISURAS
  • QUEMADURAS
  • ROZADURAS, LLAGAS, CORTES
  • INSOMNIO
  • MIGRAÑA Y DOLOR DE CABEZA
  • ESTRÉS

Sus propiedades purificantes son un deleite para las pieles con problemas y con una tendencia grasa o escamosa. En aromaterapia psicoemocional se asocia a la figura de la madre, acompañando en particular a las personas que lo necesitan en el camino del perdón y de la cura afectiva.

Aceite estrella de la aromaterapia, el aceite esencial de Lavanda se recomienda tradicionalmente en aplicaciones cutáneas para aliviar los problemas de la piel, favorecer la cicatrización o deshacer tensiones. En modo difusión, hace maravillas para calmar el sistema nervioso y luchar contra el estrés y el insomnio.

El aceite esencial de Lavanda es un referente en materia de efectos anti-estrés, calmante nervioso y relajante. Utilizado en olfacción, en difusión o en preparaciones para aplicación cutánea, favorece el relajamiento y el sueño y calma los nervios a flor de piel.

El aceite esencial de Lavanda es uno de los aceites imprescindibles para el cuidado de la piel. Calmante y reparador, suaviza las pieles irritadas, calma la irritación de la depilación con cuchilla y las quemaduras del sol. Se utiliza tradicionalmente para ahuyentar a los insectos y a los piojos.

Propiedades del Aceite Esencial de Lavanda

En el campo de la salud, el aceite esencial de lavanda es reconocido por estas propiedades:

  • Antiespasmódico potente, relajante muscular
  • Cicatrizante y regenerante cutáneo potente
  • Calmante, antiinflamatorio, antálgico
  • Hipotensor, calmante potente y equilibrante del sistema nervioso
  • Antiséptico general y pulmonar

En materia de bienestar, el aceite esencial de lavanda es reconocido por las propiedades siguientes:

  • Regulador del sistema nervioso
  • Calmante, sedante, antidepresivo
  • Purificador tanto en el aspecto psíquico como físico
  • Aporta equilibrio y armonía. Favorece la autoestima, ayuda a aceptar la individualidad y a encontrar su propia orientación.
  • Favorece la inspiración.

En cuanto a belleza, el aceite esencial de lavanda fina de Provenza es reconocido por estas propiedades:

  • Reparador y regenerador cutáneo potente
  • Purificante

Usos del Aceite Esencial de Lavanda

El aceite esencial de Lavanda se utiliza tradicionalmente para mejorar las situaciones siguientes:

  • Afecciones cutáneas infecciosas, cicatriciales o alérgicas: eczema, psoriasis, prurito (picores), escaras, úlceras, estrías, cicatrices
  • Trastornos de origen nervioso: asma, espasmos digestivos, náuseas, migrañas, dolores de cabeza
  • Rampas, contracturas y espasmos musculares
  • Hipertensión arterial, palpitaciones, taquicardia
  • Reumas, dolores
  • Insomnios y trastornos del sueño
  • Irritabilidad, estrés
  • Ansiedad, angustia, estados depresivos, problemas emocionales
  • Pieles sensibles, pieles irritadas, irritación de la maquinilla de afeitar, quemaduras del sol
  • Pieles con problemas, acné, granos
  • Picaduras de insectos, picores, piojos

Sinergias del Aceite Esencial de Lavanda

Consejos Prácticos del Aceite Esencial de Lavanda

  • Confort articular y muscular: mezclado con su preparado aceitoso. Aplicar localmente la mezcla con ligeros masajes en la zona afectada.
  • Reducir, calmar el estrés: en difusión atmosférica, solo o en sinergia con otros aceites esenciales. Es especialmente eficaz utilizado durante una sesión de meditación, de relajación o durante un simple momento de relax. Repetir varias veces por semana.
  • Facilita la conciliación del sueño, mezclado con una preparación aceitosa. Repartir unas gotitas en las caras internas de las muñecas y el plexo solar y respirar profundamente.
  • Cuidado de la piel: mezclado hasta un 2 % en su preparación cosmética para la piel, tipo crema, gel, leche.

Detalles del Aceite Esencial de Lavanda

  • Nombre botánico
Lavándula angustifolia ssp. angustifolia
  • Parte de la planta extraída
Sumidades floridas
  • Procedimiento de obtención
Destilación completa mediante impulsión al vapor de agua

La Lavanda sigue siendo el aceite esencial más conocido y más utilizado. Los romanos ya aprovechaban las cualidades aromáticas de la Lavanda para perfumar su ropa y sus baños.

Su nombre se deriva del latín “lavare “, que significa “lavar”. El término “lavandera” se deriva del hecho de que se añadía lavanda al agua de lavado con el fin de perfumar la ropa.

En la Edad Media, se utilizaban sus propiedades desinfectantes en fumigación. Al inicio del siglo XX, René-Maurice Gattefossé, un perfumador-químico, que se había quemado las manos como resultado de una explosión en su laboratorio, impidió que se gangrenasen hundiéndolas en un recipiente que contenía aceite esencial de Lavanda.

En los hospitales franceses, los aceites esenciales, entre ellos el de Lavanda, fueron utilizados durante mucho tiempo para sanear y purificar el aire, lo que se recomendaba para ayudar en la lucha contra las infecciones microbianas y fúngicas.

Sus numerosas indicaciones y su gran suavidad hacen del aceite esencial de Lavanda fina de Provenza uno de los productos estrella de la aromaterapia moderna.

También se utiliza en la medicina ayurvédica india para aliviar los estados depresivos así como por los médicos budistas tibetanos para tratar algunos trastornos mentales.

Composición del Aceite Esencial de Lavanda

Aceite esencial bio de Lavandula angustifolia ssp angustifolia (lavanda), obtenido de la destilación de la sumidad florida.

Posología del Aceite Esencial de Lavanda

Según profesional.

Precauciones del Aceite Esencial de Lavanda

  • Desaconsejado durante los tres primeros meses del embarazo y durante la lactancia.
  • Mantener fuera del alcance de los niños, no utilizar en niños menores de 3 años.
  • Algunos compuestos naturales que contiene este aceite esencial pueden presentar un riesgo de alergia en algunas personas sensibles cuando el aceite esencial está integrado dentro de un compuesto cosmético (según la 7ª Enmienda de la Directiva Europea relativa a los productos cosméticos (2003/15/CE)): linalol y, en menor medida, limoneno
  • Por regla general, realizar siempre un test de aplicación de su preparación, en el pliegue del codo, por lo menos 48h antes de utilizarlo.
  • No superar la dosis recomendada.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración, únicamente se permite una valoración por producto.